Sangrado rectal felino

gato lamiéndose

Cuando un gato sangra por el recto, puede asustar a los dueños que lo notan por primera vez. Puede haber varias causas, desde una infección del saco anal (generalmente tratada con antibióticos) hasta algo más grave.

Sangrado rectal en gatos

Un incidente con solo una pequeña cantidad de sangre podría deberse a algo tan simple como hacer fuerza al ir al baño. Sin embargo, una cantidad significativa de sangre puede indicar un problema. Los dueños de gatos deben llevarlo al veterinario lo antes posible.

  • Intente recolectar una muestra fecal para tomarla también, incluso si debe tomarla antes de la cita real.
  • El veterinario puede analizar esta muestra para detectar gusanos u otros problemas.
  • La mayoría de los problemas comunes se pueden tratar fácilmente con medicamentos, pero por lo general es mejor no demorarse en llevar al gato al veterinario.

Enfermedad del saco anal

Si su gato comienza a sangrar por el recto cuando defeca, es posible que padezca una enfermedad del saco anal. Esto sucede cuando los sacos anales se impactan, lo que puede provocar infecciones y abscesos. Un gato también experimentará dolor al defecar y puede sangrar.

  • Si nota que su gato arrastra el trasero por el suelo, se esfuerza para defecar, sale de la caja de arena, se acicala demasiado o se muerde el ano, llévelo al veterinario, quien querrá hacerle un examen digital del recto para verificar si hay cualquier hinchazón de absceso, pólipos o tumores.
  • El veterinario puede vaciar los sacos anales y también puede administrar antibióticos si se han infectado. A los gatos que son propensos a las impactaciones del saco anal les va bien con una dieta alta en fibra. Si el problema persiste, su veterinario puede recomendarle expresiones rutinarias de las glándulas anales o la extirpación quirúrgica de los sacos anales.

Crecimientos en el recto y el ano

Dos tipos de crecimientos que se pueden formar en las regiones anal y rectal son los pólipos y los tumores. Los pólipos son crecimientos benignos que se forman en el recto y el ano. No son malignos, pero pueden causar dolor al gato y dificultar la defecación, lo que provoca sangrado. Su veterinario puede extirparlos quirúrgicamente para aliviar las molestias del gato. Otro tipo de crecimiento que se encuentra en el ano o el recto de un gato es un tumor canceroso. Estos deben extirparse quirúrgicamente y, según la gravedad, su veterinario también puede recetarle quimioterapia.

Te puede interesar:  Causas, síntomas y tratamiento de la sarna felina

Estreñimiento

Un gato estreñido es aquel que no puede defecar correctamente porque sus heces se han vuelto duras. Para aprender todo sobre este y otros problemas de salud digestiva en gatos, Libro electrónico de LoveToKnow es muy recomendable Escrito por un veterinario, lo ayuda a navegar por los síntomas a menudo superpuestos de los problemas digestivos.

  • Notarás que tu gato usa la caja para defecar menos de lo normal y se esfuerza cuando lo intenta.
  • El estreñimiento puede deberse a varias causas, que incluyen parásitos, sacos anales impactados o algún tipo de cuerpo extraño o crecimiento en el ano o el recto.
  • El esfuerzo también es un síntoma de colitis y trastornos del tracto digestivo.
  • Para casos leves, su veterinario le recetará una dieta rica en fibra con algunos suplementos. También pueden darle ablandadores de heces para ayudar a su gato a eliminar las heces.
  • El aceite de oliva también puede ser una adición útil a su dieta en pequeñas cantidades.
veterinario con gato estreñido

Parásitos

Los anquilostomas, las tenias y los parásitos protozoarios pueden hacer que un gato sangre por el ano. Un signo de una infestación parasitaria son las heces alquitranadas y oscuras, que indican sangre digerida, pero también pueden tener sangre roja o franca en ellas, así como en el ano.

  • Su veterinario deberá examinar una muestra de heces para diagnosticar parásitos y recetar medicamentos como Drontal, Profender, Interceptor, Revolution, Flagyl o Panacur para eliminar los parásitos según la especie y la gravedad de la infección.
  • Los parásitos pueden convertirse en un problema grave y afectar el sistema inmunitario de un gato y provocar enfermedades peores, así que no se demore en llevar a su gato al veterinario para un diagnóstico y tratamiento.
Te puede interesar:  No ignore estos síntomas de gusanos en gatos

Trauma físico

Cualquier traumatismo en el ano hará que se produzca una hemorragia.

  • Si su veterinario inserta algo en el recto, como un termómetro, puede ocurrir algo de sangrado.
  • Los objetos extraños del interior también pueden causar problemas, como si tu gato comiera algo duro como huesos y los bordes le causaran un traumatismo en el colon y el recto.
  • Su veterinario examinará el área y puede usar una colonoscopia para determinar la causa. Si se trata de un objeto extraño, es posible que puedan recuperarlo con el endoscopio o recomendar una cirugía para extraerlo.
  • Otro tipo de traumatismo son las heridas por mordedura, que suelen ser el resultado de una pelea con otro gato de la casa o con un gato del barrio al aire libre.
  • Los rasguños pueden ser causados ​​por el propio gato que intenta aliviar el malestar provocado por otras afecciones, como el estreñimiento, los pólipos y los parásitos.

Prolapso rectal y anal

Este trastorno es causado por capas del recto del gato que se mueven hacia el ano. Si solo el revestimiento del tejido rectal sobresale a través del recto, se denomina prolapso rectal parcial o prolapso anal. Si todas las capas sobresalen a través del ano, se trata de un prolapso rectal completo y necesita atención urgente.

  • Cualquier gato puede tener prolapso rectal, pero afecta más a los gatos y gatitos Manx.
  • Las causas comunes del prolapso son los trastornos de los sistemas digestivo, urinario o genital, así como el estreñimiento y los tumores.
  • Su veterinario examinará a su gato para diagnosticar la afección, pero también puede recomendarle radiografías, ecografías o una biopsia del tejido que sobresale.
  • El veterinario usará soluciones para reducir la hinchazón, luego reemplazará manualmente el tejido que sobresale con lubricantes y suturará las áreas sueltas en su lugar correcto. Esto se hace bajo sedación o anestesia total.
  • Si el prolapso se debe a una afección subyacente, también iniciarán el tratamiento, pero generalmente trabajarán primero en el prolapso para aliviar el dolor del gato y proteger los tejidos frágiles. También le recetarán analgésicos.
Te puede interesar:  Causas y tipos de peritonitis infecciosa felina

fístula perianal

Esta es una enfermedad que afecta el área alrededor del ano del gato donde se forman llagas abiertas y ulceradas.

  • La fístula perianal es muy dolorosa y notará que su gato se esfuerza por defecar.
  • Otro signo a tener en cuenta es que tu gato se lame el ano constantemente.
  • La enfermedad puede ser causada por una respuesta inmune en los gatos y su veterinario le recetará medicamentos como tacrolimus, ciclosporina o corticosteroides. También pueden darle un ungüento antibiótico o uno que combine corticosteroides y antibióticos.
  • Otras causas de fístulas pueden ser cualquier número de condiciones que afectan el ano y el recto.
fístula perianal

Estenosis rectales

Una estenosis es una constricción debida a algún tipo de inflamación, lesión, infección por hongos o tumores cancerosos. Debido a que el recto del gato está contraído, les resulta más doloroso defecar.

  • Los signos incluirán diarrea, estreñimiento y sangre en el ano y en las heces.
  • Su veterinario usará rayos X y una colonoscopia para diagnosticar a su gato.
  • El tratamiento de las estenosis primero implicará hacer que su gato se sienta más cómodo, lo que se puede hacer con un enema o ablandadores de heces, así como analgésicos y corticosteroides.
  • Si la causa es una infección o parásitos, se recetarán medicamentos para controlar esa condición. Las afecciones más graves, como el cáncer, necesitarán quimioterapia y posiblemente cirugía.
  • Su veterinario también puede decidir abrir el área rectal con un procedimiento que consiste en insertar un "globo" en el recto y usarlo para abrir la estenosis.

Curar la Cría Rectal Felina

Si bien es molesto para el dueño de un gato ver signos de sangre en el ano de su gato, los tratamientos generalmente son exitosos en casos leves a moderados. Debido a que esto es indicativo de dolor para su gato, es importante acudir a un veterinario de inmediato para diagnosticar su condición y aliviar su malestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia del usuario. Selecciona aceptar para continuar navegando. Más información